was successfully added to your cart.
All Posts By

h2o

Tour Poblado de Punitaqui

Punitaqui es una ciudad y comuna ubicada en la provincia de Limaríregión de CoquimboChile. La superficie de la comuna es de 1339 km². Su población alcanza a los 7539 habitantes, conforme al censo de 2002; dos tercios de esa población es rural.

El principal asentamiento urbano de la comuna corresponde al pintoresco pueblo de Punitaqui, donde está ubicada una fábrica de queso de cabra. Está ubicado a 29 kilómetros al sur de Ovalle, capital provincial. En el contexto regional, Punitaqui aparece como cabecera comunal de varios pueblos ubicados a su alrededor (como por ejemplo: Mina Delirio, La Polvadera, Pechén, Los Quiles).

Punitaqui posee una larga calle principal llamada Caupolicán, que atraviesa el pueblo en casi toda su extensión de norte a sur. El pueblo de Punitaqui comprende 3 sectores: «Pueblo Viejo», ubicado al oeste del estero Punitaqui, el centro y las zonas residenciales establecidas a lo largo de Caupolicán y en el sur se ubica «Pueblo Nuevo», cercano a la Mina de los Mantos.

A lo largo de su historia, Punitaqui ha sufrido grandes catástrofes, desde prolongadas sequías, hasta el terremoto que lo afectó en 1997, provocando grandes pérdidas en la comuna y causando víctimas fatales.

Poblado de Barraza

Con más de 440 años de antigüedad, el POBLADO DE BARRAZA se ha constituido en un elemento de identificación clave por parte de la comunidad local. Originalmente correspondía a una merced de tierra, que con el tiempo tomó características de poblado, gracias al creciente laboreo de minas, trapicheros y a la llegada de comerciantes. Durante la Colonia fue una importante parada del “Camino Real” que unía las ciudades de La Serena con Santiago.

A partir de 1817, tras la participación de los vecinos de Barraza en el combate de Salala, Bernardo O´Higgins le otorga el título de «Villa de San Antonio del Mar». En 1831, con la fundación de Ovalle y el impulso que esta ciudad recibió con la explotación del mineral de Tamaya, Barraza perdió su influencia en la región, lo que significó que su imagen se detuviera en el tiempo conservando su fisonomía de comienzos del siglo XIX, manteniendo de esta forma un rico patrimonio cultural que hoy nos resulta valioso destacar, resguardar y difundir.

 

Distante a solo 30Km desde la ciudad de Ovalle por la Ruta D-561 al Suroeste de la ciudad.

En el Poblado de Barraza podrá disfrutar y conocer: La Iglesia San Antonio del Mar de Barraza, Museo Parroquial de Barraza y Museo del Limarí.

Valle del Encanto

El Valle del Encanto es un lugar ubicado en la Región de Coquimbo de Chile, aproximadamente a unos 10 km al oeste del emplazamiento actual de la ciudad de Ovalle, al sur del río Limarí, en una quebrada del estero Punitaqui, ​ que destaca por tener diversos vestigios arqueológicos de varias culturas prehispánicaspetroglifos y pictografías característicos de la cultura Molle -500 a 700 d. C., así como rastros de grupos cazadores de en torno al 2000a. C.

Fue descubierto en 1946 y declarado Monumento Histórico en categoría de Monumento Arqueológico en 1973.

Entre los petroglifos existen algunos tallados en bajo relieve y otros en que solo se eliminó el óxido superficial de la roca y pueden ser menos visibles que los anteriores.

Algunos dibujos pueden distinguirse con mayor claridad que otros, visibilidad que también depende de la luminosidad y la hora del día. Cerca del mediodía todas las figuras pueden apreciarse mejor.

Aparte de los bloques arte rupestre (grabados y pinturas), destaca el hallazgo de las «piedras tacitas» —piedras con perforaciones del tamaño de una taza de café,— las que según se ha propuesto, se utilizaban tanto para guardar y moler alimentos, como probablemente también con fines ceremoniales; en algunas piedras se pueden encontrar más de 10 perforaciones y si se sigue la corriente de un pequeño río que recorre el valle, estas perforaciones van creciendo de profundidad y diámetro hasta llegar a convertirse en pozones en los que entran una o dos personas en él.

Otro punto de interés arqueológico es el dibujo de una persona en una gran roca con un «sol» a su lado. Este dibujo ha sido objeto de diversas interpretaciones, incluso de estudiosos del fenómeno OVNI, ya que la cabeza de la figura tendría un «casco» puesto (con antenas y todo).